3 abril, 2020|NOTICIAS, SALUD|

Por desgracia somos testigos de un acontecimiento único que cambiará nuestras vidas, vemos con una inconsolable tristeza lo que pasa con nuestros mayores, abandonados a su suerte en los últimos dias de su vida, sin ni siquiera poder despedirse de sus seres queridos y sin poder recibir el duelo como se merecen porque son los que han levantado este país que vivimos.

Cuesta mucho abstenerse y mirar esto desde arriba, sin emociones, con la máxima objetividad, la naturaleza parece muy cruel, lo podemos ver en esos documentales de naturaleza, los animales débiles o con alguna enfermedad o lesión, perecen devorados por otros depredadores sin compasión, pero también un león jefe de la  manada, herido en una pata al atacar a un búfalo se retira lentamente de su manada para morir solo entre la maleza.

La naturaleza es así, lo viejo debe dar paso a lo nuevo y para este fin crea virus y bacterias además de otras sustancias “limpiadoras” que solo pueden prosperar en un “terreno” propicio, esto lo explica muy bien la Dra.biologa Ana Mª Oliva en este video que puede ver al final del articulo.

Un virus es como una semilla que tiras en la tierra, si la tierra donde cae es favorable a que germine, lo hará irremediablemente, pero si cae en un terreno poco propicio con piedras y apenas tierra seguro que no germinará, lo mismo que un virus si llega a un cuerpo sano, con un ph equilibrado ,un sistema inmológico en buen estado y un cuerpo bien nutrido es casi imposible que pueda enfermarse por el virus. Entonces me dirán que también han enfermado personas jóvenes y sin patologias, pero no sabemos como tenían el terreno, por estadisticas el virus a atacado más en las zonas más industriales o comerciales: Madrid, Pais Vasco y Cataluña, que casualidad las zonas más contaminadas de España, en todos los sentidos, del aire, acusticas, de frecuencias electromagneticas y de “Estres”, pero en los demás paises igual, en New York,  en las demás ciudades europeas y donde se originó el virus en la ciudad de Whujan con 20 millones de personas.

Como verán todas estas localizaciones encuentran un terrerno propicio para el covid-19, sus habitantes están sometidos a todas estas contaminaciones que hace que sus habitantes sean mas propensos a enfermar, sobre todo los mas deteriorados por la edad.

Todo ello nos obliga a ser más cuidadosos con nuestros hábitos, hacer ejercicio, tomar el sol y el aire sano siempre que podamos, caminar descalzos por la arena. la tierra o la hierba al menos alguna vez a la semana. para neutralizar los iones negativos que absorbemos por las ondas que nos atraviesan continuamente, comer lo más natural posible, preferible frutas y verduras ecológicas o sin aditivos, desconectar el Wifi cuando vamos a dormir y alejar la carga del móvil fuera de la habitación y suplementar con algunas vitaminas que podamos necesitar según los análisis que nos hacemos regularmente.

Los virus existen para limpiar, hagamos que no necesiten entrar en nosotros o si lo hacen que sea lo más leve posible, eso depende de nosotros en parte y de la naturaleza, hagamos que el momento se retrase todo lo posible.

Articulo de José Antonio Castillo 3-4-2020