17 noviembre, 2014|SALUD, SOBRE CÁNCER|

ETIOLOGIA DE LA INFLAMACIÓN

21-03-2014-ETIOLOGIA DE LA INFLAMACION

La inflamación está vinculada con las enfermedades que más mortalidad producen con diferencia, la inflamación crónica es la causa principal de las enfermedades cardíacas y cáncer.

Sin embargo, la inflamación es uno de los sístemas de defensa que emplea nuestro organismo, cuando se produce una herida, el cuerpo empieza a producir sustancias inflamatorias (citoquinas y quimioquinas) que atraen a las células inmunes y reparadoras,  estimulan  la multiplicación de las células y  de vasos sanguíneos.  Cuando el proceso de reparación ha llegado a su fín, se detiene la producción de estas sustancias y el tejido vuelve a la normalidad y se desinflama.

Cuando un proceso inflamatorio no acaba de curar porque permanece la causa subyacente que lo produce, por ejemplo: inflamación crónica por el humo de cigarrillo, por la Helicobacter pylori, por el virus del papiloma,  hepatitis B y C,  herpes, diferentes bacterias que infectan la próstata, etc. etc. las células locales, influidas por  estas citoquinas y otras sustancias carciogénicas, cambian su metabolismo y se convieten en tumorales, el proceso inflamatorio favorecerá la creación de nuevos vasos sanguíneos que alimentarán al incipiente tumor.  Cuando el tumor ha alcanzado cierto tamaño, según investigaciones aparecidas en “Science”, el propio tumor empieza a producir un factor pro-inflamatorio que se conoce como  NF-KappaB,  Se sabe que la inhibición de este factor  hace que las células se vuelvan “mortales” además de impedir la metástasis.   La propia revista Nature, señala que la industria farmacéutica esta tratando de  buscar medicamentos que inhiban el NF-KappaB , resaltando no sin ironia, que  ya están presentes en algunos alimentos como  las “catequinas” del té verde y el “resveratrol” del vino tinto.

MAS LEÑA AL FUEGO

Al proceso descrito, suelen sumarse otros factores que no hacen sino alimentarlo cual leña al fuego.

El estrés que provoca la segregación de norarenalina  y cortisol que propician los factores de inflamación y son por lo tanto un abono para tumores incipientes o ya declarados. Por si fuera poco, estas hormonas preparan el cuerpo para la huida y por lo tanto paralizan el sistema inmunológico, si este estado permanece en el tiempo, nuestro cuerpo se queda indefenso y esto favorece el desarrollo tumoral.

La alimentación moderna, rica en harinas refinadas, azúcares y grasas omega 6,  todos ellos  favorecedores de la inflamación, la coagulación y la estimulación del crecimiento celular  por contra pobre en  verduras verdes, frutas y  grasas omega-3  que son reguladores de la inflamación,  fuidificación de la sangre y del crecimiento celular.

A lo anterior hay que sumarle cantidad de tóxicos que entramos en nuestro cuerpo, por el aire, el agua y sobre todo la ingente dosis de conservantes, colorantes, saborizantes y todo tipo de E-XXX que tomamos sin darnos cuenta y que se estima en un promedio de 50 kg./año por persona, todo ello si nuestros organos excretores no pueden eliminarlos, empezarán a acumularse y ensuciaran el inmaculado liquido extracelular  empezando a formar  una inflación crónica en todo el organismo.

COMO SE MIDE LA INFLAMACIÓN

Diferentes investigadores han utilizado una fórmula para evaluar el índice de inflamación corporal, se extrae de un análisis de sangre:

 

Proteina C reactiva(PCR) <10 mg/l Y albúmina> 35 g/l = riesgo mínimo

PCR>10  mg/l   Ö    albúmina<35 g/l = riesgo moderado

PCR>10 mg/l  Y  Albúmina <35 gr/l = riesgo elevado

Esta fórmula le indicará si es necesario tomar medidas para luchar contra la inflamación generalizada, en lo concerniente a la próstata, es el marcador del PSA lo que determina el nivel de inflamación de la glándula y una relación entre el PSA total y libre dará una pista sobre el origen de esta inflamación.